Wednesday, November 23, 2011

La burocracia también mata a Xochimilco

Hace un año, la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto de un poco más de 10 millones de pesos para un proyecto liderado por la UNAM de restauración de Xochimilco. El proyecto tiene tres objetivos:


Refugio en la Isla de las Muñecas
1) Generar refugios de axolotes mediante la agricultura tradicional en una simbiosis naturaleza-cultura.

2) Reducir la cantidad de tilapias invasoras que afectan al ecosistema  


3) Establecer una estación de monitoreo con información para que todos los ciudadanos sepamos como está Xochimilco. Pronto describiré este proyecto y sus avances.

Diez millones suenan mucho dinero, pero el proyecto es muy ambicioso. Además, ya no suenan tanto si lo comparamos con los 400 millones que se usarían para infraestructura de rescate de Xochimilco y que no sabemos a dónde fueron a parar. 


Desde su aprobación hace un año hasta ahora (24 de noviembre del 2011), el recurso sigue atrapado en la burocracia. El viacrucis burocrático de este recurso ha implicado al menos a 7 dependencias tanto federales, como del GDF. Y contra la frase preferida de los burócratas: “no se puede”, se logró hace un mes el penúltimo paso: firmar el convenio del proyecto.

Pero ahora el dinero está detenido en la Secretaría de Finanzas del Gobierno del DF ¿Por qué? Nadie sabe. La opacidad es el escudo por excelencia de los burócratas para mantener el control pero es claro que Xochimilco les importa poco.


En contraste, más de 40 pescadores y chinamperos están trabajando en este proyecto, sin sueldo y sólo con la promesa de que algún día serán remunerados. Lo hacen perdiendo oportunidades de ingreso en otras actividades y por el amor a su tierra... a esta ciudad. Además de ellos, están los voluntarios de organizaciones civiles, estudiantes universitarios. Todos en espera de que el recurso sea liberado.

Sería cosa de paciencia burocrática, pero existe el gran peligro de que el recurso se pierda si no dan su aval antes de que termine este año. Esta es otra belleza en las reglas del mundo burocrático: creer que todos, incluyendo a la naturaleza, nos regimos por los tiempos administrativos. 
Canales de Xochimilco
La sobre-regulación le ha dado más poder a la burocracia, haciendo perder el tiempo y el dinero a todo el país; eso es tan grave como la corrupción que infructuosamente pretende evitar. Poner el medio por encima del fin no genera nunca buenos resultados.

Sunday, November 6, 2011

Yo me preocupo por la ecología, pero no soy de los que abrazan árboles....


Así comienza un anuncio de televisión para promover alguna marca (creo que es Vitro) que se vende como ecológica. Ahora hay muchas campañas así, pues la mercadotecnia se apropió de la marca “lo verde”. Para ellas todo puede venderse como ecológico siempre y cuando no se ponga en entredicho el patrón de consumo actual. Astutamente la mercadotecnia reconoce que los deseos y las percepciones de las personas están cambiando preocupadas por el ambiente, pero les da la vuelta para que sigan consumiendo, e inclusive se promociona lo verde como vehículo para mejorar el estatus social.

A partir de esto, las inmobiliarias y constructoras ha visto un nicho espectacular. Sus casas no sólo se venden como exclusivas sino también como “sustentables”, sólo hay que plantar tres arbolitos y en su elegante brouchure contener la foto de un bosque con una rubia en bicicleta (o una morena en motocicleta). Dos ejemplos son COPRI en sus desarrollos de Cumbres de Santa Fe y Hansa Urbana en Cabo Pulmo.

Folleto de Hansa Urbana en Cabo Pulmo,"segundo hogar para unos cuantos afortunados"

La realidad es que estas construcciones se asientan en los sitios más sensibles del ecosistema (sean de la Ciudad de México o del Golfo de Cortés), destruyendo los Servicios Ecosistémcios de los que nos beneficiamos como sociedad.

Quizá lo más grave es que este discurso de sustentabilidad light permea las instituciones que deberían defender la naturaleza como las Secretarías del Medio Ambiente federales y locales. Estas autoridades han terminado por subordinar sus decisiones de protección a la ecología a lo que ellos llaman “la competitividad”, medida sólo por las ganancias económicas y las contribuciones de estas empresas a sus plataformas electorales.
Destruyendo el bosque con bicicletas 

Sin embargo, en esta balanza de “competitividad” los costos provocados por los problemas ecológicos, sociales y económicos, los pagamos todos. La expansión en la cuenca de la Ciudad de México causa las inundaciones en Tláhuac o la electricidad necesaria para traer el 30% de agua de déficit de la Ciudad terminan siendo un problema que el Estado y nuestros impuestos deben solucionar, no las empresas ni las autoridades ambientales. Los permisos de construcción que han dado estas Secretarías (Supervía, Cabo Pulmo, Veracruz) confirman su filosofía: el ecosistema subordinado a la inversión de las construcciones.

Un concepto real de sustentabilidad debería involucrar equidad social, justo lo contrario a las constructoras que promueven la “exclusividad verde”. Reducir la desigualdad debe ser parte de la sustentabilidad, pues no es sólo un problema moral sino de auto preservación.
Por definición una via de paga (elitista) no puede "cuidar el medio ambiente"

Una sociedad inequitativa difícilmente puede ser sustentable. Cada persona que vive en un país rico tiene una Huella Ecológica igual a seis personas viviendo en países pobres, de acuerdo al  Living Report de la World Wildlife Fund (WWF).

Dentro de los países más inequitativos como México, la diferencia de la huella ecológica entre una persona rica y una pobre debe ser mucho mayor. Imaginemos la huella ecológica de un habitante de Santa Fe y comparémosla con la de un campesino de Milpa Alta. Aún si un departamento exclusivo en Santa Fe pudiera reducir a la mitad la Huella Ecológica de uno de sus habitantes, seguiría siendo desproporcionadamente alta. Por esto, la casa exclusiva pero sustentable es puro maquillaje. A la larga, esta visión elitista de sustentabilidad llevará al colapso del ecosistema, afectando a ricos y pobres, pues todos necesitamos de los Servicios Ecosistémicos.
"BioApartments" en  Santa Fe

La sustentabilidad se debe de basar en prácticas que todos podamos hacer y que no afecten sitios vulnerables para que el ecosistema pueda seguir proveyendo de sus servicios. Por eso, la sustentabilidad es un concepto mucho más complejo que tomar refresco en envase de vidrio, o comprar una casa en un fraccionamiento exclusivo por más techos verdes que tenga. Es un concepto realizable en donde se incluye a la socorrida “competitividad”, pero no sólo para unos cuantos sino a toda la sociedad y pensando en el largo plazo.

Nunca pensé decirlo, pero si se trata de sustentabilidad, yo me quedo con abrazar un árbol.... aunque suene new age.

Abrazar un árbol lo puede hacer cualquiera, rico o pobre, y promueve un lazo fraterno entre dos entes vivos. Ese lazo ayuda a proteger al árbol mostrando su importancia dentro del ecosistema y sus servicios. Y son los Servicios Ecosistémicos los que nos permiten vivir en nuestra casa, tener agua y un clima vivible.... beneficios públicos para todos, sin importar su poder o deseo de compra.

Tuesday, November 1, 2011

A Cuatrociénegas y a Veracruz

Fin de sexenio y los recursos naturales son de lo que más peligra. Además de las causas de la ciudad, ahora hay problemas que necesitan de apoyo. Aquí envío sólo dos:

Del blog la Dra. Valeria Souza, UNAM
Cuatrociénegas. El blog de la Dra. Valeria Souza nos explica que está pasando en Cuatrociénegas, una de las áreas más importantes del país y cómo se está destruyendo. En el blog puedes entrar para firmar electrónicamente una petición para salvar El Churince que es el sistema acuático que está en peligro de desaparecer.

Arrecifes de Veracruz: El siguiente mensaje explica que está pasando en Veracruz y nos invita a una manifestación infantil  en el Zócalo este próximo 5 de noviembre:

"Por favor corre la voz para salvar los arrecifes Preparando movilización infantil para el 5 de noviembre en el Zócalo capitalino" Hemos asumido, junto con otras organizaciones no gubernamentales la defensa del Sistema Arrecifal Veracruzano, ante la pretensión de la APIVER (Administración Portuaria de Veracruz) de modificar – en su provecho – la poligonal del Parque Marino Veracruzano y sepultar bajo toneladas de arena y cemento a los arrecifes de Punta Gorda, la Gallega y la Galleguilla. Este es un acto criminal que no debemos permitir, ni dejar impune. Por tanto, se está organizando una protesta nacional el próximo sábado 5 de noviembre con diversas acciones de resistencia pacífica en la que el contar con tu apoyo será de suma importancia. Por lo pronto, en el área de la Ciudad de México, la Instructora de Buceo Infantil María del Carmen López Jaimes y un grupo de 20 niños, se están organizando para comparecer el sábado 5 de Noviembre a las 11 de la mañana en el Zócalo de la Ciudad de México. He de agradecer tu apoyo a este movimiento, asistiendo con alguna cartulina alusiva protestando por esta destrucción, en compañía de familiares y amigos. Para mayor información sobre el particular te agradeceré te contactes al correo electrónico carmenlopez@hombresdeagua.com"


Ojalá, en nuestras posibilidades podamos apoyarnos mutuamente en la defensa de nuestros ecosistemas. No esperemos a que lo hagan los tomadores de decisión o los candidatos. 

Cambiemos el juego. 
Rompamos el silencio.