Wednesday, June 20, 2012

Quadri. El enemigo en casa




¿Porqué dedicar un escrito a un candidato cuya mayor aspiración es retener el registro del PANAL? Porque además del daño a la ecología que el Ing Quadri le ha infringido al país, su ambición lo lleva a utilizar las causas ambientales (y otras causas progresistas) en su propio beneficio; las distorsiona y las desprestigia. Lo cual reduce la efectividad de estas causas para promover una verdadera política de sosteniblidad en México.

Quienes sabían de Gabriel Quadri desde su presencia mediática y empresarial, se preguntaban sorprendidos cómo alguien con cierta reputación académica se prestaba a los juegos electorales de Elba Esther, aceptando ser su candidato.

El Ing Quadri es elocuente y buen argumentador; maneja muy bien el discurso ecológico y conoce la regulación ambiental. Su actitud envalentonada con respuestas contundentes ante los problemas ambientales contrasta con el discurso precavido de los académicos del ramo, que hablan con lenguaje técnico y terminan concluyendo sobre la incertidumbre de sus resultados. Con esta actitud, Quadri ha sabido llenar un hueco que los ecólogos no hemos sabido (o no hemos querido). Con ello ha tenido presencia en medios, generando buenas relaciones con grupos empresariales y tomadores de decisión.

Sin embargo, la reputación de Quadri también se ha construido por sus actos profesionales. En éstos, el Ing. Quadri ha probado no tener los principios o la ética profesional de una persona que se dedica a la sostenibilidad. Principios básicos como no mentir, no manipular la información en beneficio propio, distinguir cuando hay conflicto de interés, no venderse al mejor postor lo que incluye no justificar lo injustificable a solicitud de un contratista y no construir complicidades con la autoridad.

Podemos decir que al sector académico y ambiental que conocíamos previamente el trabajo de Quadri no nos sorprendió que aceptara la candidatura  del PANAL.

La trayectoria de Quadri comenzó cuando ocupó la presidencia del Instituto Nacional de Ecología (INE) en 1997. Desde entonces usaba un discurso ambientalista para tomar decisiones cuestionables, en lugar de que desde esa institución defendiera la naturaleza. Un ejemplo fue su aprobación de un tiradero tóxico en Coahulia afectando a los campesinos de San José de la Paila (Proceso No 1854). Su aprobación se hizo a pesar de que la CONAGUA --un organismo menos preocupado por el ambiente que el INE-- recomendó el rechazo a este tiradero por su efecto en el acuífero. Este hecho y varios más hicieron que saliera del INE sólo tres años después de ocupar su cargo en el INE (Proceso 1854) .

Su consultora ambiental, SIGEA, se ha convertido en el centro de las controversias ecológicas en el DF. Esta compañía ha sido la favorita del Gobierno del DF de este sexenio para elaborar las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA) de los proyectos más controvertidos: la Supervía, el edificio de Xoco en Coyoacán y la proliferación de peligrosas gasolineras han sido sus ejemplos más destacados. La MIA de la Supervía fue criticada por diversos expertos por no elaborar un diagnóstico preciso del impacto potencial (ver articulo) sobre el ambiente y la aprobación de gasolineras fue denunciada por la misma PAOT.

A pesar de sus múltiples irregularidades y polémicas, las MIAs de SIGEA siempre acababan siendo aceptadas por el GDF y Quadri saliendo impune de estas controversias. La estrategia de Quadri ha consistido en el cultivo de relaciones, como lo reconoce la publicidad de la propia compañía:  la ventaja competitiva de SIGEA, a través de sus mùltiples relaciones en el sector acadèmico, público y mediosen el extenso tejido de las relaciones personales de sus socios fundadores, de sus asociados y del personal técnico que en ella labora 

Quadri toma ventaja de las difusas relaciones con las autoridades responsables de defender la naturaleza. Un actor central en estas relaciones es Alejandro Nyssen quien se despeñó varios años como Director General de Regulación Ambiental en la Secretaria de Medio Ambiente del GDF y fue uno de los co-fundadores de SIGEA. Así pues, el Ing. Nyssen aceptaba las MIAs que sometía la compañía que él mismo co-fundó con Quadri.

El Ing. Nyssen fue quien consideró que la consulta pública sobre la Supervia “NO era necesaria”, cuando la Ley Ambiental lo obligaba. Renunció a su puesto en la Secretaria de Medio Ambiente unos días antes que su sucesor Bernardo Lesser (miembro del equipo de amigos del Quadri y Nyssen) aceptara la MIA de la Supervía. Cuando el Ing. Quadri se presenta a hablar de La Supervía en foros públicos o en los medios se presenta como especialista, sin develar (como la ética profesional lo sugeriría) que fue contratado por las constructoras COPRI y OHL para hacer la MIA. Tampoco dice que su compañía estuvo en mesas de negociación durante dos años con las constructoras y el GDF planeando la MIA de la Supevía a espaldas de la ciudadanía que la pedía información por todos los medios institucionales y se la ocultaban.

Otra relación que Quadri ha fomentado se basa en hijo Luciano Quadri, quien trabajó durante varios años en el área de Relaciones Internacionales de la Secretaría del Medio Ambiente del DF, bajo Martha Delgado quien finalemente aprueba las MIAs en el DF. Al ser candidato del PANAL, Quadri colocó a su hijo como su coordinador de campaña y le consiguió inclusive ser candidato plurinominal suplente del nieto de Elba Esther. Esto no le pareció nepotismo, sino que lo justificó como “merecido por haberse partido el lomo en esta campaña” (ver artículo). 


Su esposa Thelma Lazcano Botello también trabaja para el GDF como directora de Vinculación y Enlace, en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del GDF. Así, el Ing Quadri tiene familiares en dos de las Secretarías que están directamente ligadas a los intereses de su empresa y de sus clientes.

Esquema de poder de Quadri, el único sin foto Nyssen tomado de arenaelectoral.com y Alma-Taller 13

Las constructoras que contratan los servicios de Quadri no sólo han recibido el paquete de relaciones para la pre-aprobación de la MIA, sino una estrategia de mercadotecnia para disfrazar los deterioros ambientales con medidas de mitigación altamente publicitadas, pero poco útiles. Esto genera confusión entre los medios de comunicación y la población que no termina de entender a profundidad cómo funcionan los ecosistemas. La reforestación de 3 árboles por uno talado, publicitada con slogans verdes y prefijos como “Bio” o “Eco” se venden como medidas de mitigación que compensan la destrucción y hasta mejoran el ecosistema. Cuando la probabilidad de sobrevivencia y la conveniencia de estos árboles es cuestionable.

El Ing. Quadri es quizá la persona que en México ha entendido mejor y explotado de manera magistral el término “Green Wash” o maquillaje verde.

Posiblemente el Ing. Quadri no sabe (quizá por su formación o quizá por su ideología) que las medidas de mitigación nunca recuperarán la función que tenía el ecosistema sin ser perturbado. Su visión reduccionista y pragmática del ambiente es poco real, pero muy provechosa para su compañía y las personas que la contratan. Su discurso, que se basa en que todo es negociable, desvirtúa muchos conceptos ecológicos, presentando a las ideas verdaderamente sustentables como radicales que se oponen al progreso.

Existe un rumor de que los amarres políticos podrían posicionar a Quadri como Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en caso de que gane el PRI. Con esta posición de poder, la crisis ambiental en México crecería dramáticamente.

Por último, toca reflexionar, ¿cuál fue la ruta política entre Elba Esther y Quadri? El mismo Quadri dice que su candidatura surgió de una borrachera de amigos, a quienes se les ocurrió proponerlo como candidato a la Presidencia. Alguno de ellos tenía el celular de Elba Esther y le llamaron; a ella le pareció muy buena idea poner en manos de un desconocido el futuro de su partido y se formalizó su candidatura.

Esta historia estaría incompleta si no nos cuestionamos quién tenía el celular de Elba Esther y en quién pondría ella toda su confianza. No existen muchas personas que cumplen con ese perfil, pero una hipótesis que surge a partir de conexiones reales apunta al Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard.

A partir de todos los trabajos sucios que SIGEA le ha hecho al GDF en materia ambiental es claro que existe una conexión entre el Ing. Quadri, la Secretaria de Medio Ambiente y el Jefe de Gobierno. También es clara la relación que existe entre Elba Esther y Ebrard desde 1989. Según el libro de Ricardo Raphael “Los socios de Elba Esther”, Carlos Salinas de Gortari comisionó a  Manuel Camacho y Marcelo Ebrard para generar una estrategia que resolver el conflicto magisterial que logró encumbrar a Elba Esther como lideresa sindical, derrocando a Jongitud Barrios, por lo cual ella siempre se sintió agradecida. Elba Esther aprecia a Ebrard y lo demuestra cada vez que puede. En los meses pasados, ella insistía en que su favorito como candidato era el actual Jefe de Gobierno. 


Otra conexión en la relación entre Quadri, Ebrard y Elba Esther es Manuel Ontiveros un "activista" que defiende la naturaleza cuando le conviene (la misma filosofía de Quadri). Por ejemplo, ha dicho que defiende a la Barranca de Tarango, en contra de la Supervía. Pero en los momentos críticos siempre acabó cediendo y poniendo el "Maquillaje Verde" de las reforestaciones de las constructoras. Sus actos han destrozado trabajos serios de restauración de la barranca generados por investigadores del Instituto de Ecología, UNAM. Ahora es candidato del PANAL en Alvaro Obregón.

Al romper el PRI su alianza, el PANAL buscó un candidato. Los tres posibles: Jorge Castañeda, Esteban Moctezuma y Patricia Mercado declinaron antes de ser invitados. Elba Esther se dio cuenta de que ningún político respetable iba a aceptar la candidatura. Pero quizá Ebrard vino al rescate con alguien que está en el ambiente político desde hace mucho, pero era un candidato “nuevo” y elocuente para un sector del electorado; sólo necesitan 2% para que el PANAL conserve su registro. Por su parte, Quadri vio el beneficio en construir y mejorar las redes y relaciones para su empresa o hasta puesto en SEMARNAT. Así, la historia de la borrachera sólo es convincente si el dueño del celular es alguien como el Jefe de Gobierno.
Choki-Quadri

Quadri ha sido objeto de burlas, y en la campaña poca gente lo toma en serio. Pero es sin lugar a dudas alguien que ha perjudicado la ecología del país. Estas elecciones son cruciales, si obtiene una votación suficiente para salvar el PANAL, sus posiblidades son muy altas para mantenerse en los círuclos de poder. Ojalá y estas elecciones el Ing. Quadri tengo muy pocos votos que ayuden reducir el poder de la camada de líderes del “Green Wash” (como él) que arrebataron la bandera ambiental en su propio beneficio.



Posdata:
Un voto a Quadri es un voto para que el PANAL mantenga su registro; que siga existiendo una fracción en el Congreso y Senado que permita chantajear y vetar reformas, dándole un poder ilegal a la cúpula del SNTE a costa de la educación de nuestros hijos (ver GilbertoGuevara Niebla en NEXOS). Con esta razón bastaría para no votar por él

Friday, June 1, 2012

10 millones de tilapias y 10 millones de chilangos

Hace unos días, en nuestro proyecto de Xochimilco, logramos hacer un cálculo preliminar  de cuantas tilapias hay en los canales. Las tilapias son una especie de pez originaria de África que ha causado muchos estragos en lagos del mundo y que se introdujo como acuacultura. En este cálculo encontramos que hay cerca de 10 millones de tilapias. Esa cantidad habita en 160 kilómetros de canal. Esto quiere decir que si se camina por la orilla de uno de los canales, por cada paso  hay cerca de 63 tilapias.

Eso es un mundo de tilapias.

¿Cómo le hacen las tilapias para sobrevivir en tales condiciones? Ha de ser muy dificil vivir chocando unas con otras. ¿Qué comen? Lo que no come nadie más. Comen algas, y principalmente lodo (que no es otra cosa que todo junto muerto y podrido). Cuando las tilapias están en este tipo de condiciones (con poca comida de baja calidad) dejan de crecer y utilizan toda la energía sólo para reproducirse. Se sacrifican, quedando enananas, con tal de tener más hijos que las demás. Pero como todas las tilapias hacen lo mismo, el resultado es una gran población de tilapias enanas que sólo se dedican a poner huevos.

Como las tilapias, los chilangos somos alrededor de 10 millones en el Distrito Federal. El DF es un área mucho más grande que los canales de Xochimilco, pero los humanos somos cerca de 400 veces más grandes y necesitamos más espacio y más energía.

Algunas de las tilapias pescadas en Xochimilco
A diferencia de las tilapias nuestra estrategia no es el buscar tener la mayor cantidad de hijos posibles cuando nos falta comida. Pero al igual que las tilapias, si estamos sacrificando muchas cosas. Estamos sacrificando calidad de vida.

El problema es que nuestro sacrificio nos va a llevar a tener cada vez peor calidad de vida. Hay muchos ejemplos de como los chilangos estamos perdiendo calidad de vida, la movilidad es uno de ellos. Para movernos necesitamos de algún tipo de transporte. Puesto que somos muchos y el transporte público es de muy mala calidad, todos los capitalinos ansiamos con tener un auto y cada día los autos están más al alcance de los bolsillos.

Así, cada año entran a las calles de la ciudad unos 250mil automóviles que hacen  un tráfico insufrible. El tráfico provoca que todos nos retrasemos en llegar a nuestro destino. Pero los que vamos en transporte público nos retrasamos mucho más que los que vamos en automóvil. Por lo tanto, cada día existe más demanda por obtener un auto.

Así, generamos un círculo vicioso en donde cada día tenemos más autos, más tráfico y por lo tanto tenemos más necesidad de comprar más autos. Justo como las tilapias que cada día son más y tienen necesidad de reproducirse más. 


En esta ecuación, el círculo vicioso incluye la visión simplista de hacer más calles para reducir el tráfico. Pero con este crecimiento de autos las calles estarán saturadas en mucho menos tiempo del que se construyen.
¿2o piso aquí? Fuente: http://zeptymuz352.wordpress.com/
Por ejemplo si la Supervía sirviera, como dicen tanto el gobierno como las constructoras, tendría un aforo de unos 60mil autos en el mejor de los casos. Esto es sólo una cuarta parte de los autos que entran a circular cada año al DF. Si quisiéramos resolver el problema del tráfico con más calles tendríamos que duplicar las avenidas que hay ahora en menos de 16 años, incluyendo callejones  (imagínense el Callejón del Aguacate de Coyoacan con segundo piso) y el doble de cajones de estacionamiento (parquímetros en reforma con dos pisos). Es como si quisiéramos resolver la sobrepoblación de tilapias haciendo segundos pisos de canales.

Ahora bien, desafortunadamente para el 70% de la población, sólo el 30% de los capitalinos tienen la posibilidad de tener un auto. Imaginemos que algún día se llega a reducir la desigualdad económica anhelada por todos y que el 70% se pueda comprar un auto. Eso sería muy bueno para la industria automotriz, pero el tráfico sería imposible

Es por lo tanto necesario modificar la ecuación para romper este círculo vicioso. Una forma sería limitando el número de carros. Pero esa medida autoritaria es poco viable en una democracia como la nuestra. Además sería injusta. La otra forma es desincentivando el uso del automóvil e incentivando el uso del transporte público que es por definición bastante más eficiente para mover a la mayor cantidad de gente.

¿Esto en Reforma? Fuente: tuaviso.com
No se trata de obligar que los que tienen menos recursos no usen el automóvil, se trata de que todos tengamos la posibilidad de escoger entre usar el automóvil y usar el transporte público. Y el tener un transporte público suficientemente bueno como para escoger la mayoría de las veces esta segunda opción. Esta es la única forma de romper el circulo vicioso.

Pero estamos caminando en sentido contrario. Cuando se construyen segundos pisos o Supervías, lo que se está haciendo es promoviendo el uso del auto y en pocas palabras acelerando la inercia del círculo vicioso, que cada día será más difícil de detener. 


Lo más triste es que esto lo saben tanto las constructoras (Copri, OHL e ICA) como el GDF. Lo más triste es que a ellos sí les conviene este círculo vicioso. Les conviene por diferentes razones, pero ninguna de ellas nos beneficia a los 10 millones de chilangos, más bien nos perjudica.

Uno de los factores que nos llama la atención a los ecológos en lo que le sucede a la tilapia, es que tarde o temprano tienen muertes masivas. Esto sucede porque el mismo ecosistema no puede aguantar ese tipo de círculos viciosos y muchas tilapias mueren. Aunque no se crea estas muertes catastróficas son muy comunes. Los chilango deberíamos de tomarlo como una advertencia.