Saturday, July 20, 2013

Xochimilco: el patrimonio de la humanidad y de los mexicanos está en juego

La administración pasada del GDF otorgó un título de concesión a una filial de CEMEX para realizar la Autopista Urbana Oriente. La Manifestación de Impacto Ambiental realizada hace unos meses sugiere que esta autopista va a pasar por encima de 6 hectáreas del humedal que conecta la parte norte con la parte sur de Xochimilco. En un inicio, lo pensaban pasar a nivel de piso, pero luego decidieron hacer un segundo piso. En ambos casos, los efectos serían negativos para el ecosistema.

Como ya se ha visto en todos los casos, pero está muy fresco con el caso de La Supervía, las autopistas generan urbanización en las zonas aledañas. Si ya de por sí Xochimilco está bajo la amenaza de la urbanización, la construcción de esta autopista (también conocida como La Supervía Oriente) sería la estocada final para el último 2% del humedal que antes era el gran grupo de lagos de la Ciudad de México. 

Por ello, un grupo de personas de la academia, la sociedad civil y líderes de opinión enviamos esta carta a la actual Secretaria del Medio Ambiente del GDF con el fin de detener y repensar esta construcción. 

La carta ya se entregó, pero si están de acuerdo y quieren firmarla, incluyan su nombre, de donde son y que están de acuerdo en la sección de comentarios. 


Xochimilco al amanecer


Ciudad de México a 16 de julio del 2013

Tanya Müller García
Secretaria del Medio Ambiente GDF

Xochimilco es un humedal de vital importancia para la Ciudad de México que, considerando algunos de sus servicios ecosistémicos, le aporta a nuestra capital cuando menos 300 millones de pesos al año. Pero su vasta diversidad biológica (sus aves y en particular el axolote) y riqueza cultural (las chinampas) son invaluables. Por ello, la UNESCO lo ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad. 

Sin embargo, Xochimilco está seriamente amenazado. El proceso de urbanización desordenado y descontrolado violenta el derecho a un ambiente sano, por lo cual la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitió la recomendación 19/2012 al gobierno capitalino.

Las imágenes de satélite y los datos sobre tendencias de urbanización muestran que Xochimilco está cerca de desaparecer. A partir del conocimiento que tenemos sobre los ecosistemas, es posible predecir que durante los próximos seis años se llegará a un punto en el cual será difícil revertir el deterioro de Xochimilco. Este punto podría alcanzarse antes si se decide a favor de la construcción de la Autopista Urbana Oriente.

Ha sido un error percibir a Xochimilco como una “reserva territorial” para la expansión urbana, y no como un socio-ecosistema que provee a los capitalinos de enormes beneficios y externalidades. Por ejemplo, la pérdida de este humedal aumentará la vulnerabilidad de la Ciudad ante el cambio climático. Xochimilco cumple un papel crucial en el abastecimiento de agua, la prevención de inundaciones y la regulación del clima para nuestra ciudad.

Un efecto puntual (como la destrucción de seis hectáreas del humedal en el camellón que conecta la zona norte con la sur por la construcción de la autopista) puede generar cambios dramáticos en todo el ecosistema. Por ejemplo, estudios urbanos indican que todas las autopistas dividen los barrios por donde cruzan, de la misma manera, esta construcción aislaría 90 hectáreas de la zona norte del resto del sistema, provocando un daño irreparable.


Xochimilco es muy valioso en la historia y en el futuro de la Ciudad de México. No debemos permitir que el interés económico y la especulación inmobiliaria -bajo la filosofía de privilegiar al automóvil- que genera beneficios para una minoría en una sola generación, termine por destruir un legado ambiental y cultural invaluable de muchas generaciones. Existen alternativas a esta autopista que pueden debatirse con expertos frente a la sociedad. El patrimonio de las y los mexicanos, y de la humanidad, está en juego. 





Con copia para: 
Antrop. Gustavo Alonso Cabrera Autoridad de la Zona Patrimonial Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta.
Dr. Luis González Placencia, CNDH del Distrito Federal
Ing. Juan José Guerra Abud, SEMARNATDr. Francisco Barnés Regueiro, INECC
Dip. Jesús Sesma, Comisión Medio Ambiente ALDF
Biol. Monica Viétnica Allegre PAOT
Lic. Luis Alberto Rábago Martínez, Sobse del Distrito Federal
Katherine Grigsby, Representante de UNESCO en México
Francesco Bandarin División Cultural de UNESCO
Kishore Rao Director de Patrimonio Mundial UNESCO
Anada Tiéga, Convensión de humedales RAMSAR

Atentamente:
Dr. Luis Zambrano, UNAM
M. en C. Mireya Imaz, UNAM
Dra. Marisa Mazari, UNAM
Mtra. Mónica Tapia, Alternativas y Capacidades A.C.
Chinampa tradicional actual
Mtro. Andres Lajous, Periodista
Alejandro Calvillo, El Poder del Consumidor, A.C.
Gerardo Moncada, El Poder del Consumidor A.C.
Areli Carreón, Bicitekas A.C.
Dr. Sergio Aguayo,
Dr. Alfonso Iracheta UAEM
Dra. María Amparo Martínez Arroyo, UNAM
Oscar Monroy Hermosillo, UAM
Dr. Roberto Eibenschutz UAM
Daniel Gershenson, Al Consumidor
Alberto Serdán Rosales
Gabriela Manjarrez Gutiérrez, Bici-cooperativa Urbana
Mercedes Caso Valdés
María del Mar Estrada Rebull
Dra. Lucia Almeida, UNAM
Claudia Campero Arena, Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua
Oscar Montiel, Haz Ciudad
Alejandro Palmerín Pérez, Haz Ciudad
Areli Sandoval, DECA Equipo Pueblo integrante de Espacio DESC y COMDA.
Alejandro Eduardo Cruz Paz
Maite Azuela, Dejemos de Hacernos pendejos
Dr. Luis A. Bojórquez Tapia, UNAM
Dra. Irene Pisanty, UNAM
René Coulomb
Cristina Barros
Dr. Pedro Moctezuma, UAM
Dra Elena Burns Grupo Centli, UAM
Dr. Emilio Pradilla Cobos, Urbanismo UAM-X
Dr. Iván Azuara Monter, UACM, UCCS
Arq. Psj. Mónica Pallares Trujillo, SAPM
Arq. Francisco Luna Ugarte, SAPM
Arq. Laura Alonso Lutteroth, Superación Profesional del CAM-SAM
Dra. Alicia Chacalo, UAM Azcapotzalco
Arq. José Luis Pérez Maldonado, SAPM
Dra. Susana Bianconi- UAEMex
Brenda Rodríguez Herrera, COMDA
Lic. Jacobo Espinoza Hilario
Bernardo Padrón Alternativas y Capacidades
Felipe Reyes Lara
Luis Fernando Garcia, Abogado
Onesimo Flores Dewey
Dra. Silke Cram Heydrich, UNAM
Hilda Salazar, Mujer y Medio Ambiente.
Dr. Ricardo A. Pino Hidalgo, Licenciatura en Planeación Territorial, UAM-Xochimilco
Marco Buenrostro Investigador en Cultura Popular
Biol. Delfo Montañana, Taller 13
Arq. Elias Cattan Cherem, Taller 13
Ximena Gutierrez Xochimilco Vivo
Paula Sofía Vásquez
Ximena Ramos Pedrueza Ceballos Abogada 
M. en C. Cristina Ayala Azcárraga, UCCS, UNAM
Biol. Fernando Cordova  Tapia, UCCS, UNAM
Biol. Karen Levi Galvez, UCCS, UNAM
Biol. Gema Ortiz Haro, UCCS, UNAM
Rodrigo Pacheco Muñoz, UCCS, UNAM
Nuria Navarro Pérez, UCCS, UNAM
Daniel Manzur Trujillo, UCCS, UNAM



Organizaciones:
Agua, Trabajo, Servicio y Vida A.C.
Al Arbol
Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP)
Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C. (ASILEGAL, A.C.)
Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo (AUAS, A.C.)
Bicitekas AC
Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.”, A.C.
Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, A.C.
Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara (CESEM)
Centro Mexicano de Derecho Ambiental A.C. (CEMDA)
Centro Operacional de Vivienda y Poblamiento (COPEVI)
Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua
Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA)
Colectivo “Haz Ciudad”
Colectivo de Estudios Críticos en Derecho (RADAR)
Colectivo Educación para la Paz y Derechos Huma­nos (CEPAZ DH)
Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas (COMCAUSA  A.C.)
Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP)
DECA Equipo Pueblo A.C.
Dejemos de Hacernos Pendejos
Enlace Rural Regional A.C. (ERRAC)
Espacio de Coordinación de Organizaciones Civiles sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Espacio DESC)
Food First Information and Action Network sección México (FIAN México)
Guardianes de los Volcanes A.C.
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC)
Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER)
Oficina para América Latina de la Coalición Inter­nacional para el Hábitat (HIC-AL)
Otros Mundos – Amigos de la Tierra
Red Género y Medio Ambiente (RGEMA)
Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)
Sindicato de Empleados Públicos del Sistema In­termunicipal de Agua y Alcantarillado de Guadalajara (SEPSIAPA)
Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)



Tuesday, July 2, 2013

Xochimilco sí se puede rescatar

En su número 1912, la Revista Proceso publicó un artículo titulado "Xochimilco rescate o muerte" en el cual hace un diagnóstico de lo que está ocurriendo en ese sitio que todavía sigue siendo Patrimonio Histórico.

Xochimilco tiene muchas amenazas, destaca ahora la Autopista Urbana Oriente que va a terminar por aislar la zona norte de la zona sur del humedal. Parece que todas las experiencias sobre lo mal que ha funcionado la Supervía, no hacen mella en la visión de hacer obras inútiles y altamente destructivas. Un grupo de ciudadanos está preocupado y generaron un una petición para detener la autopista urbana oriente, aquí la liga. Si pueden firmar, agradeceríamos ese apoyo. También para obtener información sobre el tema, se acaba de abrir el blog XochimilcoVivo y aquí esta la liga.

Pero al artículo de Proceso le falta el que podemos hacer. Por ello envié a la revista una carta que fue publicada en su número 1913. Aquí está el texto: 


Señor Director:
Leí con interés el artículo titulado: “Xochimilco, rescate o muerte” de la Revista Proceso No. 1912. Al respecto, quiero expresar mi opinión, ya que en el artículo se mencionan algunas de las declaraciones que he dado sobre el tema a diferentes medios de comunicación.

El diagnóstico de Xochimilco es desalentador, pues los problemas son múltiples y variados. Por un lado, está la urbanización que se acelerará con proyectos como la Autopista Urbana Oriente y la contaminación del agua y el abandono de la chinampería. La receta para afrontar estos problemas ha incluido actividades atractivas, visibles y de corto plazo, como la introducción de especies exóticas o la reintroducción de organismos nativos en un humedal perturbado. Esto ha tenido como consecuencia la inminente desaparición de especies emblemáticas como el axolote. Por otro lado, el turismo no ha comprendido que la belleza de Xochimilco está en la diversidad del humedal y sus chinampas, no en generar cantinas flotantes.

Pero quedarse sólo con el diagnóstico de Xochimilco ha sido una postura conformista y refleja una derrota adelantada. Esto hace de Xochimilco un sitio vulnerable para las constructoras, entre otros agentes urbanizadores.

Xochimilco todavía se puede rescatar. Xochimilco se debe rescatar, y es nuestra responsabilidad hacerlo.

Durante más de 10 años de constante diálogo entre sociedad y academia hemos logrado generar algunas rutas de conservación. Una de ellas es la reactivación de la chinampería. En este tiempo hemos aprendido que en ocasiones la respuesta al progreso está en nuestro pasado, nuestra cultura. Los cultivos tradicionales chinamperos no necesitan de pesticidas o fertilizantes, por lo que se pueden vender con valor agregado.

El agua limpia es fundamental para estos cultivos. Para lograrlo, se acondicionan canales que tienen filtros rústicos que evitan la contaminación. Estos canales también son refugios que se convierten en un oasis para las especies nativas como el axolote, que en cantidades muy disminuidas sobrevive aún en Xochimilco de manera natural.

La promoción de cultivos tradicionales con refugios genera una simbiosis chinampa-axolote. Esta simbiosis da hogar al axolote y promueve una mayor ganancia al chinampero, pues el producto se puede vender a mayor precio. Hemos comprobado que los refugios funcionan y que la simbiosis es posible. Así, el chinampero será el primero en defender su tierra y conservar Xochimilco.

Esta solución no beneficia a la industria de la construcción y por ello no ha sido atractiva para los tomadores de decisión. Sin embargo, a largo plazo es una de las soluciones que conservará el humedal.

Así como existe esta relación chinampa-axolote, debemos de entender la estrecha relación Xochimilco-Ciudad que se ha perdido en los últimos 60 años. La ciudad sin Xochimilco es inconcebible como lo es Teotihuacán sin sus pirámides. Xochimilco le brinda muchos beneficios a la ciudad, desde regulación del clima, alimento, biodiversidad hasta la reducción de la vulnerabilidad frente a los eventos extremos provocados por el cambio climático.

La ciudad puede retribuirle mucho a Xochimilco, siempre y cuando la toma de decisiones tenga como prioridad la conservación de la biodiversidad y de la vocación de la tierra, algo que se ha omitido en las políticas públicas de las últimas seis décadas.